miércoles, 20 de abril de 2011

¿Por qué los perros tienen COMEZON?

¿Por qué los perros tienen COMEZON?


MVZ ESP. Escobedo Straffon Jorge Luis
Dermatología de perros y gatos
Hospital Veterinario de Perros, gatos y Fauna Silvestre de la UPAEP.
Hospital Veterinario de Especialidades los Angeles.
Puebla, Puebla

Los problemas de comezón (prurito) en perros y gatos, son una de las razones más frecuentes por lo que los propietarios lleven sus mascotas al médico. Existen muchas razones por las que una mascota pueda presentar comezón y se rasque, pero  afortunadamente, podemos agrupar a todas estas causas en tres grandes grupos (alergias, parásitos de la piel, e infecciones cutáneas) lo que nos facilitara poder encontrar la causa y corregirla para la comodidad del paciente y propietario.
Presentaremos un breve resumen de estas enfermedades para que se familiarice con ellas y sea más fácil entenderlas y ayudar tanto a su médico como a su mascota en el proceso.


Alergias
1.-Atopia (alergia ambiental)
Al igual que las personas, los perros y los gatos pueden ser alérgicos al polen, el polvo y moho (entre otros muchos alergenos ambientales). Pero en lugar de los estornudos y el asma, clásicos de los humanos, los perros y los gatos, muestran sus alergias en la piel, desarrollando mucha comezón (prurito) con el consecuente rascado o lamido, principalmente, en axilas, cara, patas, vientre y orejas, provocando lesiones que inevitablemente se complicaran con infecciones bacterianas y de levaduras.
La comezón en los pacientes atópicos suele comenzar entre los 6 meses y los 3 años de edad. Un buen numero de pacientes tienden a tener una presentación estacional, lo que significa que solo presentaran comezón, durante ciertas épocas del año, sin embargo, la gran mayoría de estos pacientes, tienen comezón durante todo el año (no estacionales).
Las mascotas atópicas que presentan comezón solo en ciertas estaciones del año (estacionales) pueden ser tratadas sintomáticamente durante las temporadas de prurito con champúes, acondicionadores y medicamentos para la comezón (antihistamínicos, ácidos grasos, esteroides). Si la piel presenta infecciones bacterianas o de levaduras necesitaran ser tratadas con antibióticos y antimicóticos para poder controlar adecuadamente la comezón.
Las mascotas con prurito que no es estacional, que no son bien controladas con la medicación sintomática, o que necesitan dosis altas de esteroides (cortisona) deben ser sometidas a pruebas de alergia para tratar de determinar a lo que son alérgicas y comenzar con un protocolo de inmunización.
 Las pruebas de alergia se realizan inyectando en la dermis del paciente los alergenos comunes en la región (pruebas intradérmicas) También es posible realizarlas analizando la sangre de la mascota (pruebas in Vitro).
 La prueba intradérmica es las más conveniente y las mas utilizada por la gran mayoría de los dermatólogos veterinarios,  ya que es realizada en el órgano implicado en la alergia (la piel), los resultados son obtenidos en 30 minutos y puede ser realizada en el hospital, en comparación con las pruebas in Vitro que requieren ser remitidas a un laboratorio y el resultado puede tardar semanas.
Una vez que los resultados de las pruebas son conocidos, las mascotas alérgicas deberán recibir vacunas, que incluyen los alergenos a los que resultaron positivos, para lograr desensibilizarlas y reducir con esto la comezón.
 Aunque esto no es la cura, ni una solución rápida, la hiposensibilización del paciente atopico mediante la inyección de los alergenos ayuda a un 60-75% de las mascotas alérgicas a disminuir los síntomas y la necesidad de recibir muchos medicamentos, ya que es importante mencionar que el tratamiento será de por vida, ya que esta enfermedad es incurable.

2.-Alergia a la comida
Los animales pueden desarrollar alergia a la comida en cualquier momento de su vida, incluso si han comido el mismo alimento durante mucho tiempo.
Los perros y gatos con alergia alimentaria puede mostrar signos muy similares a las mascotas con alergia ambiental (atopia), comezón intensa e infecciones recurrentes, sin embargo la comezón no tiene una presentación estacional y presentan infecciones mas graves del oído. La historia de vómitos y diarreas, esporádicas o frecuentes, son signos clínicos que marcan la diferencia entre estas dos enfermedades, que clínicamente se presentan idénticas.
Los síntomas de la alergia a los alimentos por lo general no mejoran mucho con los medicamentos para la comezón (antihistamínicos, ácidos grasos, esteroides). El diagnóstico y el tratamiento se basa en alimentar a la mascota con una dieta hipoalergénica utilizando una fuente de proteína que nunca haya sido comida por la mascota, o utilizando una dieta con proteína hidrolizada. Cambiar a otra marca de alimento comercial, por lo general no ayuda, porque la mayoría de estas dietas tienen ingredientes similares.
El paciente con alergia a la comida deberá de ser alimentado con un alimento hipoalergénico (proteína de pescado, venado o canguro y con carbohidratos como papa o arroz) o un alimento con proteína hidrolizada (Z-D Hills)  en el cual se utiliza la proteína fracciona en partículas tan pequeñas que no generan una respuesta alérgica, durante al menos 8 semanas. Durante este tiempo las infecciones secundarias por bacteriana y levaduras deberán de ser tratadas Si la comezón y los síntomas se resuelven por completo en un máximo de 8 semanas, se confirma el diagnóstico de alergia a la comida y la mascota deberá de ser alimentada con ese alimento de por vida.

3.- Alergia a la saliva de la pulga
Las pulgas provocan comezón en todos los perros debido a la irritación que provoca su picadura, pero existen mascotas que son alérgicas a la saliva de la pulga, en ellas, las pulgas provocan daños mas severos que en las que no lo son.
Los signos clínicos en los pacientes alérgicos a la saliva de la pulga incluyen comezón intensa, pérdida de pelo e infecciones bacterianas secundarias en la espalda cerca de la cola. Los gatos pueden desarrollar pequeñas costras en su piel que son similares en apariencia a diminutas semillas de mijo (dermatitis miliar). Los síntomas son a menudo mayores en estaciones cálidas, cuando las pulgas se reproducen con mayor facilidad.
El tratamiento de las infecciones bacterianas, la utilización de medicamentos para controlar la comezón, así como la aplicación mensual de productos de uso veterinario para el control de pulgas en forma tópica u oral (frontline, advantage, program) son necesarios para mantener un adecuado manejo de estos pacientes, es importante también el control de pulgas en el hogar y jardín, ya que, las pulgas utilizan al perro o al gato como fuente de comida, para poder reproducirse, pero, viven en el medio ambiente de la mascota (muebles, alfombras, colchones, jardín, carro)

3.-Parásitos de la piel (sarna)
Los parásitos mas comunes que provocan comezón intensa en la piel de los perros y gatos son Demodex spp, Sarcoptes spp y Cheyletiella (ácaros microscópicos). Estos ácaros son diagnosticados en forma sencilla por un Médico Veterinario, mediante un análisis microscópico de la piel, realizando un raspado superficial y profundo en la piel de tu mascota
El ácaro de Demodex spp, vive en los folículos pilosos de la piel de los perros y gatos (lugar donde nace y crece el pelo) pero cuando el ácaro se reproduce de manera incontrolada puede causa la pérdida del pelo, especialmente en la cara, patas y pies presentando al inicio de la enfermedad minima o nula comezón, la cual se volverá intensa cuando de manera secundaria el folículo se infecta y se rompe provocando una infección de los estratos mas profundos de la piel.
Este ácaro es más común en cachorros y animales inmuno-deprimidos, y no es contagiosa a otros animales ni a las personas. Las opciones de tratamiento incluyen baños antiparasitarios semanales o la administración oral diaria de medicamentos antiparasitarios como la ivermectina o milbemycina. Los pacientes serán monitoreados con raspado de piel mensualmente por el veterinario para determinar cuándo es seguro dejar la medicación, la mayoría de los perros son tratados durante 3 a 12  meses. Los perros de razas como collies, Shelties, Aussies, Border collies sheepdogs, no deben recibir ivermectina, debido al riesgo de toxicidad letal, por lo que cualquier tratamiento debe ser prescrito y supervisado por un veterinario.

La sarna provocada por Sarcoptes ssp es una enfermedad muy contagiosa de la piel de los perros y gatos que provoca intensa comezón desde el inicio de la enfermedad los animales con sarna Sarcoptica pueden contagiar a otras mascotas y a sus propietarios, los animales infectados presentan la piel muy inflamada con costras, mal olor y pueden  perder el pelo en las orejas y los codos principalmente, aunque muchos pacientes estarán afectados en toda la piel. Los ácaros de Sarcoptes pueden ser muy difíciles de encontrar, en los raspados de la piel y a menudo es posible iniciar el tratamiento sobre la base de los síntomas. Opciones de tratamiento incluyen baños semanales con champúes para ácaros durante 4-6 semanas, o la prescripción de medicamentos antiparasitarios sistémicos tales como revolución, ivermectina o milbemycina, cada 8 o 15 días durante 3 o 4 tratamientos.
Todos los perros en el hogar deben de ser tratados al mismo tiempo, incluso si no están mostrando signos, porque algunos perros pueden transportar los ácaros sin presentar síntomas. Muchos Perros con este tipo de sarna presentan infecciones  bacterianas o micóticas secundarias, que contribuyen a que la mascota se rasque intensamente.
Una vez más, las razas antes mencionadas no deben recibir la ivermectina, debido al riesgo de toxicidad letal, y todos los tratamientos debe ser prescrito y supervisado por un Médico Veterinario.

El ácaro de Cheyletiella causa comezón y descamación intensa de la piel, este ácaro pueden infectar a los gatos, los perros, las personas y los conejos. También pueden ser difíciles de encontrar en los raspados de piel, por lo que el tratamiento se justifica si los síntomas son compatibles con la infección. Las opciones de tratamiento son los mismos que los ácaros de la sarna sarcoptica y todos los animales en el hogar tienen que ser tratados al mismo tiempo.

3. Infecciones
Aunque la razón principal por la que una mascota tenga comezón intensa en la piel, son las alergias y los parásitos, a menudo las infecciones bacterianas secundarias o infecciones por levaduras, mantienen e intensifican la comezón, aun cuando la causa subyacente es tratada. Estas infecciones pueden causar inflamación (piel roja), piel escamosa, pérdida de pelo, granos, sangrados y fístulas.
La infección por levaduras puede provocar que la piel se engruese y se ponga negra (como de elefante) al mismo tiempo que intensifica la comezón.
 El diagnóstico se realiza por el Médico Veterinario con el análisis de muestras de piel bajo el microscopio en donde se observan la presencia de bacterias o levaduras.
Las infecciones de la piel deberán ser tratadas con antibióticos o antimicóticos orales durante un periodo de tiempo largo (mínimo 6 semanas) el uso tópico de Champús medicados también puede ser útil. Los animales que tienen infecciones recurrentes deben ser examinados para alergias o condiciones hormonales.

En resumen, aunque hay numerosas causas de comezón en las mascotas, a través de diagnósticos y tratamientos adecuados, o por remisión de casos difíciles a un dermatólogo  veterinario especializado, puede ayudar a su mascota a ser más feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada